¿Sabes cuando entras en una web y en menos de 3 segundos ya te has ido?

Un vistazo rápido y meeh… no te engancha y te vas. Lo normal, vamos.

El problema viene cuando esa web es la tuya. Y la persona que hace click en el botón de “volver”, tu cliente ideal.

Copywriting para negocios de emprendedoras

Mi trabajo consiste en que eso no ocurra en tu web.

Soy experta en redactar textos que llaman la atención, despiertan interés y te conectan con tus clientes.

Textos que aumentan tus ventas.

Era primavera en Madrid y yo, una mamá con más culpa que ojeras.

Mi hija acababa de cumplir un año y pasaba demasiadas horas en la guarde.

Por eso, todos los días salía corriendo del trabajo (corriendo literalmente) como si los 3 minutos que adelantaba con la carrera hicieran una gran diferencia.

Luego, la ponía en su mochila y cogíamos el autobús 27 hacia casa.

Aquel día el 27 no nos hizo esperar, ¡qué suerte! Y encima venía con un asiento libre para nosotras.

Nos sentamos e inmediatamente mi hija se quedó dormida sobre mí.

¡Qué paz! Madrid estaba precioso.

Pero en lugar de disfrutar mirando Cibeles, Neptuno, el Paseo del Prado,… desde la ventana del autobús, saqué el móvil y me puse a curiosear en Facebook.

En mi muro, entre publicaciones de amigos y “no tan amigos”, apareció un anuncio de un curso de fotografía para madres.

A ver, ponte en situación.

Yo vivía cansada (no me da la vida era mi grito de guerra) y mi interés por la fotografía era nivel “la cámara del móvil que venga con flash y zoom”.

Pero Rebeca (así se llama la fotógrafa) había hecho un curso de fotografía para madres y me lo vendió.

¡Vaya que si me lo vendió!

En menos de una semana pasé de no tener ningún interés en fotografía a llevar colgada del cuello una reflex de segunda mano.

Te confieso que un curso de fotografía para madres no es muy diferente a un curso de fotografía normal. Apertura de diafragma, distancia focal, velocidad…

Seas madre o no, tienes que entender esos conceptos si quieres sacar fotos decentes con tu reflex.

Vaya pereza… Pero es que Rebeca no me vendió eso.

En realidad no me vendió nada.

Despertó en mí las ganas de capturar los momentos reales de la infancia de mi hija.

Momentos de nuestro día a día que no se recrean en los estudios fotográficos (esos pelos locos por las mañanas, los baños de espuma juntas, las navidades con varicela, la teta mientras me lavaba los dientes…).

Seguramente tú no vendes cursos de fotografía.

A lo mejor, ni siquiera vendes a madres.

Pero algo tienes algo en común con Rebeca, la fotógrafa:

Necesitas que tus clientes se imaginen la vida contigo, la deseen y te compren.

Y eso lo consiguen las palabras, las historias y los mensajes de tu web, tus correos electrónicos o tus anuncios.

A

COPY WEB

Tu web es tu mejor empleada, 24/7 vendiendo sin parar.

Escribo los textos para que pueda hacer bien su trabajo.

Vender.

B

COPY PARA PUBLICIDAD

Aquí más que en ningún otro sitio necesitas textos poderosos y efectivos que aprovechen cada euro invertido.

C

E-MAIL MARKETING

Déjame convertir tus historias en la mejor herramienta para vender.

Si estás demasiado ocupada, yo me encargo de todo (y tú atiendes las ventas).

Sol, ¡esto es lo que estoy buscando!

¿Qué te parece si antes de ponernos manos a la obra nos conocemos y resolvemos todas tus dudas?

¿Cómo trabajamos?

1.

Investigamos las tripas de tu negocio, analizamos a tu cliente ideal y espiamos -legalmente- a tu competencia. Solo así podremos encontrar tu superpoder, eso que te hace única y deja a tus clientes con una sonrisa.

2.

Una web no es más que una tienda en una calle por la que no pasa nadie. Así que también hablaremos de tráfico, de captación de leads y de e-mail marketing. De estrategia, vaya. No te digo que vayamos a poner tu web en medio de la Gran Vía, pero sí en una calle transitada.

3.

Con todos esos datos, escribo unos textos que tus clientes quieran leer aunque se les junte el bebé llorando y la thermomix pitando. Con un mensaje que convence y que aumenta tus ventas.

4.

Y no, tu marca no perderá ni una pizca de tu personalidad por delegar los textos. Yo solo creo una estrategia y escribo tu mensaje (pero te ahorras sentarte a poner en orden las palabras).
Esto es lo que necesito
Haz click en el botón para llegar al arma secreta que nos ayuda a encontrar el momento que nos va bien a las dos.

Me encanta la idea, pero busco una opción más DIY

Espera, tengo esto para ti:

Yo te guío + Tú escribes = Un copy que te conecta (por fin) con tus clientes

Pasarás de no saber qué decir ni cómo decirlo, a escribir tu web con confianza y tener claro cómo hablar (siempre) a tu cliente ideal para tener resultados.

Si te interesa esta opción, ¡somos un equipo!

Vamos a conocernos y a organizar nuestra estrategia juntas.

Ir arriba